martes, 16 de junio de 2015

Poniéndome al día (parte 2) Coraline, por Neil Gaiman


Qué rico se siente recuperar el training en una actividad que amas tanto como es el caso de la escritura para mí. Comencé a escribir la entrada anterior profundamente frustrada y complicada, pero palabra a palabra siento que he ido echándole aceite a los pequeños engranajes que me ayudan a escribir de la forma que me gusta.

Sin más preámbulos y aprovechando el vuelo que agarré escribiendo la crítica de Coronación, vamos por la de Coraline.

domingo, 14 de junio de 2015

Poniéndome al día (parte 1) Coronación, por José Donoso

Coronación

Tal y como lo mencionaba en mi entrada anterior, este año ha sido especialmente duro y de tiempo especialmente reducido. Si bien he hallado instancias para hacer bastantes de las actividades que me llenan el corazón, escribir en el blog se ha vuelto especialmente más difícil porque la rutina en la que actualmente me hallo sumergida me ha impedido reunir las condiciones que necesito para escribir, las cuales son: silencio, tranquilidad y el tiempo suficiente para redactar la entrada de una sola vez, dejarla reposar, y corregirla (es decir, muchas horas).

También, debido a la falta de tiempo que he tenido este año para escribir en español (textos largos, no diálogos o breves actualizaciones por redes sociales) siento que he perdido la práctica, la constancia, y que a los engranajes que me permiten escribir de forma que me satisface les falta aceite. Siento mi escritura torpe, dificultosa, y entre todos los agobiantes sentimientos que ya albergo por todo lo que este año ha significado académicamente, se me suman la frustración y la rabia de que me cueste tanto hacer lo que más me gusta en la vida: escribir.

Considerando lo mucho que me ha costado últimamente mantener mis textos estructurados y bien redactados, no quiero caer en la deprimente divagación de mis frustraciones e irme para otro lado, asique, a lo que vinimos: los libros y las críticas. Una noticia positiva es que a pesar del apretado horario, creo que he podido hacerme el suficiente tiempo para leer. Hace ya bastante tiempo me terminé Coronación, de José Donoso y más recientemente Coraline, de Neil Gaiman. Hace algunas semanas, antes de terminar Coraline, escribí la reseña de Coronación, pero me pareció TAN insatisfactoria, mal redactada y la odié tanto con mi obsesión escritora, que me decidí a volver a escribirla.

Considerando mi TOC, mi reciente pérdida de práctica y que no publicaré esta entrada si no me satisface, he decidido que para no caer en los mismos errores que cometí la primera vez que escribí la crítica de Coronación, esta vez pecaré – quizá - de un exceso de estructuración, espero que eso no les moleste. También, aprovechando que tengo el momento preciso, escribiré tanto la crítica de Coronación como de Coraline, sin embargo, las publicaré en dos partes, para darle a cada crítica el protagonismo que los libros merecen. Espero, también, poder contarles algunas de las otras cosas que he estado haciendo al final de la crítica de Coraline y poder finalmente recuperar un poco al blogsito, que ha estado algo flaco este año.

Dicho lo anterior, procedamos.