jueves, 19 de noviembre de 2015

Adiós Milonchín

Hoy había sido un día bonito. Le habíamos celebrado el cumpleaños a una amiga en el Vegan Búnker y, como si lo hubiesen sospechado, los gatitos del lugar me regalonearon más que de costumbre. El Alí se pegó una siesta encima de mi mochila mientras conversábamos con mis amigas, y mientras lo miraba y le hacía cariño, no podía evitar que me produjera una ternura especial al recordarme a uno de mis gatitos, al Milo. Los dos peluditos, los dos naranjos (o casi naranjos).

Regresé a mi casa contenta, subiendo los videos del cumpleaños de la Palomis y una foto que me tomó con el Bonnot a Instagram. Me bajé de la micro, venía viendo el video del “cumpleaños feliz” cuando llegué a la entrada de mi casa y vi a un gatito tirado en la entrada. Lo siguiente ocurrió en segundos: me acerqué, era igual a uno de los míos, pero no podía ser, pero era igual, y estaba frente a mi casa. Se me aceleró el corazón, se me llenaron los ojos de lágrimas. Esto nos había pasado una vez, cuando yo era chica, habría tenido unos 7 años. Habíamos llegado con mi mamá a la casa y nos habíamos encontrado con un gatito igual a uno de los nuestros muerto, pero había sido una falsa alarma, el nuestro estaba vivo en el departamento.

Cuando entré corriendo a mi casa gritándole a mi mamá que dónde estaba el Milo, que lo habían atropellado, lo hice con la esperanza de que esta vez fuese a ser como la anterior. Que fuese un gatito igual al Milo pero que el Milo saliera de alguna parte y nos dedicara ese maullido dulce que tenía. Pero el Milo no estaba en ninguna parte, y el que estaba frente al portón de nuestra casa, rodeado de un violento charco de sangre era el Milo, nuestro Milo.

lunes, 12 de octubre de 2015

“Pride and Prejudice” (Orgullo y Prejuicio) por Jane Austen

Es domingo, la ventana está abierta y aunque todavía estoy parcialmente congestionada por el resfrío que recientemente me atacó, el aire tibio pero fresco y el sonido de los pajaritos que se cuela de un día especialmente soleado, me alivia y anima mis espíritus. Han sido días difíciles, ambivalentes como el clima, con tendencia a nubarrones y lágrimas. La proximidad de terminar mi carrera y la angustia que me produce el no tener idea de en qué voy a trabajar si no quiero dedicarme a enseñar en un colegio me han atormentado con más intensidad que nunca, pero son temas en los que estoy trabajando y en los que espero poder ahondar con ustedes cuando tenga algo más claro.

Hoy vengo a algo más entretenido. O que al menos es de las cosas que realmente me entusiasman y emocionan en medio de mis circunstancias actuales ahogada en actividades que detesto: hoy vengo a contarles de Orgullo y Prejuicio, el último libro que me leí. Asique sin más preámbulos emos, procedamos.

Orgullo y Prejuicio

sábado, 12 de septiembre de 2015

Septiembre, proyectos personales, lecturas nuevas y recientes, y reseña de mi KANKEN (LEER ADVERTENCIA)

Kanken

ADVERTENCIA IMPORTANTE: LA KANKEN QUE COMPRÉ RESULTÓ SER FALSA. ESTOY CONTACTÁNDOME CON EL VENDEDOR (WANDERERCO.COM) PARA QUE SE ME DEVUELVA EL DINERO. Esta reseña fue escrita cuando aún desconocía la estafa que se me había hecho. Próximamente escribiré y compartiré con ustedes mi testimonio de la estafa, cómo me di cuenta que la mochila era falsa y otros datos importantes relacionados.

Y llegó Septiembre, el mes ambivalente. Ambivalente porque por un lado llegan algunos días de descanso, más horas de luz y majestuosas cantidades de sopaipillas con pebre. Y por el otro llega uno de los días más tristes de la historia nacional (el 11), absurdas cantidades de maltrato animal y consumo de carne y un particular fenómeno entre químico y climático que vuelve a las personas especialmente susceptibles a la depresión (Trastorno Afectivo Estacional).

Sin embargo afuera brilla el sol, me depara una muy necesaria semana libre, y he estado intentando depositar todos los sentimientos que me han abrumado a lo largo del año en manifestaciones artísticas, por lo que he estado llena de ideas y las ideas me ponen contenta. Por lo mismo y para hacer buen uso del tiempo libre, pensé que hoy podía ser un día preciso para actualizar el blog y compartir con ustedes algunas cosas que tengo para contarles.

martes, 28 de julio de 2015

The Curious Incident Of The Dog In The Night-Time, por Mark Haddon + referencia a mi cumpleaños nº22

Y Julio llegó y antes de que pudiéramos terminar de hacer todo lo que habíamos planeado para estas vacaciones, se fue, tan fugaz y escueto como la poca lluvia que ha caído sobre Santiago este invierno. Han sido días tranquilos, flojos y aunque honestamente siento que he dormido lo suficiente para no tener que volver a cerrar los ojos nunca más en la vida, lo cierto es que nunca parece ser suficiente descanso, especialmente considerando lo duro que ha estado este año y que ahora se viene la parte más dura de él. 

Hoy vengo a hablarles del último libro que me terminé (The Curious Incident Of The Dog In The Night-Time) pero – tal y como mencioné en Instagram – no podía proceder sin antes hacer una referencia a mi cumpleaños recién pasado: el 9 de Julio cumplí 22 y creo que ha sido honestamente uno de los mejores cumpleaños que he tenido. Inicialmente pretendía contarles todo en detalle, pero hay tanto bonito que decir al respecto que la posibilidad de no poder narrar todo al 100% me angustió en mi TOC y decidí guardármelo. Lo que sí puedo decir, es que fue un día hermoso en el que estuve rodeada de amigos, cariño, regalos, comida y tantos gestos de afecto que aún parece surreal.

martes, 16 de junio de 2015

Poniéndome al día (parte 2) Coraline, por Neil Gaiman


Qué rico se siente recuperar el training en una actividad que amas tanto como es el caso de la escritura para mí. Comencé a escribir la entrada anterior profundamente frustrada y complicada, pero palabra a palabra siento que he ido echándole aceite a los pequeños engranajes que me ayudan a escribir de la forma que me gusta.

Sin más preámbulos y aprovechando el vuelo que agarré escribiendo la crítica de Coronación, vamos por la de Coraline.

domingo, 14 de junio de 2015

Poniéndome al día (parte 1) Coronación, por José Donoso

Coronación

Tal y como lo mencionaba en mi entrada anterior, este año ha sido especialmente duro y de tiempo especialmente reducido. Si bien he hallado instancias para hacer bastantes de las actividades que me llenan el corazón, escribir en el blog se ha vuelto especialmente más difícil porque la rutina en la que actualmente me hallo sumergida me ha impedido reunir las condiciones que necesito para escribir, las cuales son: silencio, tranquilidad y el tiempo suficiente para redactar la entrada de una sola vez, dejarla reposar, y corregirla (es decir, muchas horas).

También, debido a la falta de tiempo que he tenido este año para escribir en español (textos largos, no diálogos o breves actualizaciones por redes sociales) siento que he perdido la práctica, la constancia, y que a los engranajes que me permiten escribir de forma que me satisface les falta aceite. Siento mi escritura torpe, dificultosa, y entre todos los agobiantes sentimientos que ya albergo por todo lo que este año ha significado académicamente, se me suman la frustración y la rabia de que me cueste tanto hacer lo que más me gusta en la vida: escribir.

Considerando lo mucho que me ha costado últimamente mantener mis textos estructurados y bien redactados, no quiero caer en la deprimente divagación de mis frustraciones e irme para otro lado, asique, a lo que vinimos: los libros y las críticas. Una noticia positiva es que a pesar del apretado horario, creo que he podido hacerme el suficiente tiempo para leer. Hace ya bastante tiempo me terminé Coronación, de José Donoso y más recientemente Coraline, de Neil Gaiman. Hace algunas semanas, antes de terminar Coraline, escribí la reseña de Coronación, pero me pareció TAN insatisfactoria, mal redactada y la odié tanto con mi obsesión escritora, que me decidí a volver a escribirla.

Considerando mi TOC, mi reciente pérdida de práctica y que no publicaré esta entrada si no me satisface, he decidido que para no caer en los mismos errores que cometí la primera vez que escribí la crítica de Coronación, esta vez pecaré – quizá - de un exceso de estructuración, espero que eso no les moleste. También, aprovechando que tengo el momento preciso, escribiré tanto la crítica de Coronación como de Coraline, sin embargo, las publicaré en dos partes, para darle a cada crítica el protagonismo que los libros merecen. Espero, también, poder contarles algunas de las otras cosas que he estado haciendo al final de la crítica de Coraline y poder finalmente recuperar un poco al blogsito, que ha estado algo flaco este año.

Dicho lo anterior, procedamos.

sábado, 9 de mayo de 2015

Personal: los últimos meses


Tal y como lo sospeché a finales del año pasado, este 2015 ha estado duro. No malo, desde que aprendí a contemplar las dificultades como retos y oportunidades de aprendizaje en lugar de desgracias creo que no volveré a tener un año “malo”, pero incluso con la mejor de las actitudes no he podido dejar de ser humana: una ensalada de huesos, órganos y muchísimas emociones.

viernes, 3 de abril de 2015

The Hitchhiker’s Guide To The Galaxy, por Douglas Adams

UntitledLlevo literalmente todo el día intentando escribir la reseña de La Guía Del Autoestopista Galáctico (o The Hitchhiker's Guide To The Galaxy, en Inglés). Es usual que me cueste escribir las reseñas de los libros que más me gustan pero hace mucho tiempo que no me costaba tanto plasmar y organizar mis ideas y emociones en palabras satisfactorias. Voy a intentarlo una vez más, desde cero.

martes, 10 de marzo de 2015

Tengo Miedo Torero por Pedro Lemebel

Tengo Miedo Torero
Y se terminaron mis vacaciones, vaya que fue un verano histórico. No puedo evitar mencionar que la sola idea de mañana tener que levantarme temprano para poner un pie en esa institución que tanto desagrado me produce no resulta especialmente alentadora, pero este será mi último año y aunque estoy aterrada de la tesis y de la segunda práctica (ahora en un colegio nuevo) intentaré hacer de este año lo más llevadero que se pueda. La pelearé.

Sin embargo, no podía iniciar mi año académico sin previamente reseñar el último libro que me leí: Tengo Miedo Torero de Pedro Lemebel.

sábado, 28 de febrero de 2015

La Insoportable Levedad Del Ser por Milan Kundera – una reseña no reseña, quizá un testimonio, quizá una historia

Untitled

Acabo de terminar de leer por segunda vez La Insoportable Levedad Del Ser, por Milan Kundera, y tengo el pecho apretado. Siento que fue una experiencia tan larga, tan intensa, como si hubiese pasado toda una vida leyéndolo, cuando en realidad no me demoré más de lo que me he demorado en leer otros libros. Supongo que solo ocurrieron demasiadas cosas mientras lo leía.

jueves, 22 de enero de 2015

The Shining (El Resplandor), por Stephen King

Hace algunos días terminé de leer The Shining (El Resplandor) y mis primeras impresiones se mezclan con la usual emoción de terminar un libro, la usual emoción de terminar un libro tan entretenido, y un gran y profundísimo respeto hacia el señor King.

The Shining

viernes, 16 de enero de 2015

Recetas: batidos de frutas.

¡Hola hola! hoy vengo a compartir con ustedes algo muy veloz y no-literario, pero que hace bastante tiempo vienen pidiéndome por Instagram: las recetas de los diversos "batidos" que suelo prepararme.