sábado, 26 de julio de 2014

El post de música (incluye playlists)


Hoy, por primera vez en el blog, vengo a conversarles de música. Advierto que será una entrada completamente carente de relevancia pública y desde ya les agradezco en caso de que alguien vaya a leer un puñado de observaciones personales.

Como animales sociales pasamos gran parte de nuestras vidas discutiendo. Ya sea de forma constructiva, tolerante e informada (más que discusión, un intercambio de opiniones), o destructiva, intolerante e ignorante. Discutimos, conversamos, peleamos, intercambiamos opiniones de todo, dentro de lo cual también está la música.

Discutimos mucho de música, y muchos buscan constantemente argumentos técnicos que parezcan documentados con los cuales poder respaldar sus gustos musicales. “Su sonido es demasiado fresco”, “la calidad vocal es destacable”, “es un gran guitarrista”, sin embargo ¿sabemos realmente de lo que muchas veces hablamos? Lo que es yo, no tengo idea.

No sé nada de tecnicismos musicales. Con dificultad sé tocar guitarra, se muy poco de post producción, no sé leer partituras, soy medio sorda, y la habilidad de poder concebir melodías me parece literalmente un superpoder completamente misterioso y desconocido.

Alguna vez, cuando era más niña, intenté buscar argumentos que fueran más allá de mi gusto personal (que fueran más “objetivos”) para que respaldaran la calidad de mis gustos musicales. Sin embargo, un buen día me di cuenta que no sabía casi nada al respecto, que el tema era mucho  más complejo de lo que creía, y que finalmente, cualquier juicio que emitiera sería un juicio personal, completamente subjetivo, indocumentado,  basado íntegramente en mi preferencia personal, completamente visceral, por un tipo de música determinado, una banda determinada, o una canción determinada. El mismo tipo de juicio que hago cuando escojo entre un helado de chocolate y uno de pistacho. No sé realmente cuál es de mejor calidad, pero a mí me gusta más el chocolate asique me quedo con el de chocolate porque me hace feliz.

La única área en la que si me siento capaz de emitir un juicio un poco  más documentado, es en las letras, lo que es un factor importante a la hora de disfrutar de mis bandas favoritas. Sin embargo mis preferencias de determinadas melodías, lo que es al fin y al cabo lo primero que toca nuestros sentidos cuando escuchamos una nueva canción, es un gusto completamente visceral e irracional.

Habiendo llegado a esas conclusiones, me decidí a disfrutar de absolutamente toda la música que me hiciera sentir como quiero sentirme, y a que me importara un brócoli si es lo que se considera música buena o música mala o música posera o música estúpida, por lo que actualmente escucho de casi todo.

El único tipo de música que odio de forma casi irracional, y que no podía quedarme sin mencionar, es el reguetón. Incluso sin juzgar el género musicalmente, las solas letras me hacen sentir como que me está dando cáncer y me dan profundas ganas de morir al mismo tiempo que asesino a toda la humanidad por disfrutar asquerosidades semejantes sin sentimientos y sin una gota de pensamiento. Supongo que más allá de mi odio irracional debe haber algún motivo por el cual ese tipo de música existe, pero la verdad es que lo ignoro completamente y adquiero una posición completamente infantil y cerrada al respecto. Odio el reguetón, lo odio, y lo odio, y siempre lo odié, y siempre lo odiaré. Tanto el ritmo como las letras como todo lo involucrado con él.

Pero yo no venía hoy a solamente compartir mi reflexión completamente personal sobre la forma de enjuiciar la música (y a expresar mi odio por el reguetón), sino que quería compartir con ustedes algunas de mis canciones favoritas del último tiempo y del mundo mundial.

Si bien en casi todos los géneros musicales existe alguna canción que me guste, lo que más me gusta es el rock, el folk, y la música electrónica. Son géneros bastante distintos, pero son genuinamente los que más me gustan, los que más maripositas en el estómago me producen, y los que más están cuando más los necesito, especialmente el rock, el cual tengo que mencionar que es mi género favorito de la vida y podrían quitarme cualquiera menos ese.  

Como estoy de vacaciones y tuve el tiempo me decidí a armar 3 playlists (una para cada género), y las hice en formato Youtube para que todos pudieran escucharlas.  Para que no fueran eternas, son cada una de 10 canciones, e incluyen a las que son actualmente algunas de mis canciones y bandas favoritas de cada género. A la de rock tuve que agregarle 6 canciones más, porque como es el género que más me gusta, algunas bandas y algunas canciones no podían quedar fuera ¡Ojalá les gusten! y si no, ojalá me sigan queriendo de la misma forma (qué cursi). Muchos juzgan (juzgamos, me incluyo) a las personas por sus gustos musicales, pero no podía quedarme sin mencionar los míos porque esta es la que al fin y al cabo soy, y no tengo nada de qué avergonzarme.

A continuación los links de las 3 playlists, pero antes de despedirme y desearles un buen… resto de fin de semana, cinco postdatas torpes:
  • No puedo leer con música
  • Escuchen las canciones sin ver los videos, a veces ver un video puede arruinar mucho el sentimiento por una canción por lo que solo véanlos después de que la canción les guste (o disguste, cuando ya tengan la opinión formada)
  • Las canciones no están puestas en orden de gusto
  • La playlist de folk podría eventualmente mezclarse con rock y country y ser entendida de forma práctica como “la playlist de las guitarras acústicas”
  • Mi actual banda favorita del mundo mundial es The Gaslight Anthem, los quiero mucho, e infinitos abrazos para ellos (especialmente a Brian Fallon con quien tengo un crush terriblemente serio y grave y adolescente)
Ahora sí las playlists:

1. Electrónica



2. Folk (o mejor llamarla "La playlist de las guitarras acústicas")



3. Rock



Un abrazo grande y muchísimas gracias por leer y comentar <3 les dejo la pregunta ¿cuál es su tipo de música favorito? ¿Bandas favoritas? ¿Canciones favoritas? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario