domingo, 16 de febrero de 2014

Reporte de mejoría + actualización literaria + “proyecto literario”.


Acabo de volver de dos maravillosas semanas de vacaciones.

Como es posible notar a través de mis últimos posts (he decidido comenzar a abrirme más acá, a sentirme con la libertad de no solo escribir críticas, sino también a plasmar mis reflexiones aleatorias y sentimientos) hasta hace poco no me sentía muy bien. Entre el robo de todas mis cosas y reflexiones desesperanzadoras varias, francamente hace mucho tiempo que no me sentía tan deprimida y con ganas de llorar tan frecuentes.

Sin embargo, justo a tiempo salieron estas vacaciones. Y pasé dos maravillosas semanas en la playa con mi pololo, en las que pude distraerme, llenarme los pulmones de aire puro, el alma de amor, el estómago de comida deliciosa, leer mucho, chapotear mucho en el mar y hacer hoyitos en la arena cerca del agua para crear mini represas y ríos, como cuando era niña (seguiré haciendo esto en lugar de tomar sol hasta que sea una anciana).

Como no tengo mi teléfono y allá no hay internet, me desconecté totalmente, lo que lejos de ser desesperante, resultó particularmente refrescante y agradable. Aprovecho de disculparme por tardar tanto en contestar los bonitos comentarios que han estado dejándome.

Temía regresar a Santiago. Si bien lo había pasado genial, la capital me traía los recuerdos de la depresión, los malos ratos y la realidad, y en el camino de regreso venía muy nerviosa. Sin embargo, la capital decidió darnos una agradable bienvenida con una inusual y deliciosa lluviecita, y me sorprendieron con la noticia de que pronto podré volver a tener mi celular.  

Siento que las cosas mejoran otra vez, estoy contenta nuevamente, pero no quisiera bajar la guardia. Todavía recuerdo y todavía me apeno, pero siento que el universo esta otra vez sorprendiéndome con oportunidades inesperadas. Como lo han sido además las clases particulares de Inglés que estoy haciendo, y una traducción prometedora.

No quisiera aburrirlos con posts infinitos. Siento que últimamente me extiendo demasiado, no porciono bien mis escritos, hablo de demasiadas cosas en uno solo y termino con un mamotreto que da mucha lata leer ¿les gustarían escritos más breves? ¿o les gustan igual aunque sean largo?

Tengo muchas cosas en mi mente, por lo que intentaré expresarlas con síntesis y emoción:

1. ¡Al volver a Santiago me encontré con que el último pedido que había hecho a Bookdepository había llegado! Por lo que me sentí todavía más como en Navidad. Los libros que encargué (y que llegaron) fueron: Invisible Monsters de mi amado, amadísimo Chuck Palahniuk (tengo muchísimo que escribirles de él, lo quiero tanto, le daría muchos abrazos); The Exorcist (El Exorcista) por William Peter Blatty, efectivamente el libro en el que está basado la tan clásica película; y por último The Haunting of Hill House, por Shirley Jackson, aparentemente una de las maestras clásicas de la literatura de terror – literatura en la cual últimamente estoy muy interesada -.



2. ¡En la playa me terminé Wuthering Heights! (Cumbres Borrascosas) por Emily Brontë, y es un libro tan, tan, tan pero tan bueno que merece una crítica hecha y derecha en un post aparte. Por ahora solo puedo decir: todos han subestimado el libro, está lejos de ser una historia de amor tradicional, es sencillamente genial – genial de genio –, y entró a mi lista de favoritos. Escribí una breve crítica para Goodreads, en Inglés, por si gustan leerla (click aquí) pero pronto pretendo escribirla acá en Español, y mucho más desarrollada.

3. Tengo un rollo repleto de fotos análogas que espero enviar pronta y rauda a revelar, y posteriormente compartir con ustedes. Todavía me quedan 3 fotos por tomar eso sí para que se termine, pero ya pronto capturaré tres imágenes más.

4. Acabo de escribir una especie de “editorial” o “misión” de la porción literaria de mi blog. Me entusiasmé mucho escribiéndola, y fue un intento de darme un empujoncito a mí misma, como motivación, y un intento de darle más peso a esa porción de mi blog. Siempre había sentido que podía ser un poco ostentoso o “sobrado” ir mencionando los libros que voy adquiriendo por Bookdepository y que tengo en mi lista de libros inmediatos por leer, pero después de pensarlo un poco, me di cuenta que pensar que era ostentoso o sobrado era una tontera y que podía cumplir mi misión literaria de forma más expedita y emocionante si hacía lo mismo que hago en Goodreads, acá, con más palabras y más sentimientos. En caso de que quieran leer mi “proyecto literario”, cosa a la que los invito con mucha emoción (en realidad es más bien una “misión” pero la palabra “misión” me recuerda demasiado a los colegios y sus “misiones” cursis) pueden hacer click aquí o en el botoncito que coloqué a mano izquierda (también modifiqué un poco mi descripción).

Me extendí igual y hablé de muchas cosas, pero tengo el consuelo de que al menos (parece) apliqué aunque fuera un poquito de síntesis en cada una de ellas.

Espero que todos estén pasando unas muy agradables vacaciones, y agradezco profundamente todas las manifestaciones de apoyo y cariño que he recibido en estos tiempos difíciles. Realmente muchas gracias <3 pretendo regresar pronto con la crítica de Wuthering Heights.

Siempre me sentía muy ñoña enviándole abrazos a un público más o menos invisible, así como en la tele, pero hoy estoy contenta asique les mando muchos abrazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario